logo

Volver a empezar

Le Mariage

Lo nuestro es volver a empezar aunque a estas alturas de la película, quizás ya me conozcas por mis trabajos, por mis fotos o por mis incontables retos fotográficos hasta hoy y que puedes ver desde la web,desde las redes sociales de Facebook,  Instagram o Twitter desde dónde puedes ir viendo lo que voy haciendo, siempre desde el respeto a la intimidad de las personas y en pleno cumplimiento de la LOPD. Si a veces ves fotos con cabezas cortadas no son fallos del fotógrafo sino trucos de zorro viejo para poder colgar fotos que me gustan y quiero compartir pero sin que el titular de los derechos de imagen pueda reconocerse.

He titulado la entrada « Volver a empezar » porque a pesar de llevar un tiempo ya en la fotografía, éste es el tercer proyecto de página web tras dos intentos que no han aportado nada de bueno, sino disgustos y dinero gastado (que no invertido) en buenas palabras y buenas intenciones. Empresas de Marketing que te venden, muy bien por cierto, humo a precio de ganga según ellos pero que para un pequeño y modesto emprendedor, ha resultado ser una losa que casi acaba con el proyecto de éste, aún así, ilusionado fotógrafo. Por ello, retomo las riendas de mi negocio porque sé que como yo, nadie lo va a querer y mimar.

En este punto, te presento mi blog, una herramienta que me debe ayudar a contactar contigo, a hacer que sepas más de mí mismo y de a quién vas a contactar y contratar para hacer tus fotos. Tus fotos… Lo primero que quiero que hagas es valorar mucho lo que suponen esas dos palabras: Tus fotos.

Ellas desprenden una imagen de ti, son la imagen que tu transmites a la gente de tu entorno, ya sea laboral o profesional. No hablamos de selfies o fotos sacadas con un móvil, que tan de moda están y que para un entorno digamos de ir por casa, ya están bien. Hablamos de fotos dónde quieres expresar algo. Una imagen vale más que mil palabras (Mira! Este refrán no lo he hecho!). Una buena iluminación, un buen encuadre, una buena dirección artística no se aprenden más que con el tiempo, la experiencia y el disparar muchas fotos. Y si quieres fotos para ir por casa, no vas a valorar todo el trabajo que eso conlleva. Pero si valoras tu imagen no vas a permitir, o no deberías permitir, que cualquiera te la pueda estropear.

Por eso los fotógrafos reivindicamos el reconocimiento de eso que no se ve, como la formación, las horas de trabajo en el estudio o en la calle, las horas delante del ordenador editando las fotos para que las imperfecciones de la piel casi no se vean, la inversión en material fotográfico, la inversión en material informático, la reposición del material que se rompe y un largo etcétera que por no aburrirte, no voy a detallar… pero quiero que entiendas de que si te pido 120€ por una sesión de fotos, es porque lo que te voy a entregar es lo que vale. Y porque vivo de mi trabajo. No tengo otro trabajo para vivir.

Entra en la página de contacto para que podamos hablar de tu reportaje..

 

 

Leave a reply

WhatsApp?